El último día de clase (Marcos Mostaza cinco, pág. 111)

Marcos Mostaza cincoMañana será nuestro último día de clase. Los de sexto preparan una fiesta de despedida como todos los años. Como todos los años la asociación de padres nos invitará a helados. Máximo dos por persona. Los helados son de una marca rara. Solo hay de dos tipos: de nata y chocolate, y de chocolate y nata. La verdad es que no sé cuál es la diferencia. Tal vez los de chocolate y nata llevan algo más de chocolate que los de nata y chocolate que llevan más nata. Hasta el envoltorio es el mismo. La diferencia está en que en los de chocolate y nata pone: CHOCOLATE Y NATA. Y en los de nata y chocolate: NATA Y CHOCOLATE. Hanif siempre se pilla uno de cada. Primero uno de chocolate y nata, y luego otro de nata y chocolate. Tampoco él ve la diferencia.

(Marcos Mostaza cinco, página 111)

Papilla de frutas (Marcos Mostaza cinco, pág. 38)

Marcos Mostaza cincoMi madre partió cada medio trozo de manzana en dos: cuatro trozos sobre la mesa.
—¿Quieres uno? —me preguntó mi madre todavía de pie, a las seis en punto de la tarde.
Parpadeé. Miré hacía otro lado.
—No, gracias. Me comeré un plátano —dije con cierta cara de temor a la palabra «veneno». Y cogí uno suelto del frutero. Lo pelé, le quité los hilos, me lo llevé a la boca y le di un bocado sabiendo que no me iba a envenenar.
—Me acuerdo que, cuando eras un bebé, te encantaba la papilla de frutas. Era lo que mejor te comías.
—¿No me digas que le echabas manzana?
—No, plátano. Un plátano, cinco galletas María y el zumo de una naranja. Todo pasado por la batidora. ¿Te preparo una papilla? No me cuesta nada. De verdad.
—¡Mamaaaa, que casi tengo diez años!

(Marcos Mostaza cinco, página 38)

Una vaca en el ascensor (Marcos Mostaza cinco, pág. 83)

Marcos Mostaza cinco—Y dónde vas a tener la vaca si se puede saber, ¿en el cuarto trastero?
—Pues mira: no se me había ocurrido. Ahora eres tú el sarcástico —mi abuelo hizo un pequeño silencio—. Lo tengo todo pensado: en la terraza. Le haré un tejadillo con unas chapas galvanizadas que ya he localizado y asunto resuelto.
—¿Y cómo la vas a subir hasta el primer piso?
—En el ascensor.
—¿En el ascensor? ¡No cabe una vaca en un ascensor!
—Cómo no va a caber. Entra la vecina del quinto, no va a entrar mi vaca —dijo mi abuelo. Y soltó una carcajada que traspasó los tabiques.

(Marcos Mostaza cinco, página 83)

El peso de una hormiga (Marcos Mostaza cinco, pág. 66)

Marcos Mostaza cinco—Una hormiga puede transportar cincuenta veces su propio peso. Y hay más especies de hormigas que de manzanas.
—¿Y cuánto puede pesar una hormiga? —me preguntó Hanif, mirándome de arriba abajo.
—Depende —dije. Y le devolví la mirada.
—¿De qué depende, Brócoli 301?
—De si son rubias o morenas, si tiene el pelo liso o rizado, si llevan gafas o no…
—Si tienen un hoyuelo en el mentón…
—¿El mentón de Aquiles?
—No, el talón de Aquiles.
—Creo que Eloy Merlín lleva razón: estamos algo majaras.

(Marcos Mostaza cinco, página 66)

Cohete monovolumen (Marcos Mostaza cinco, pág. 23)

—Hanif estaba diciendo que el mejor regalo para Jovita es un cohete por si le apetece abandonar el planeta Tierra cuando ya esté jubilada —me inventé sobre la marcha.
—Qué buena idea. ¿De cuántas plazas? —preguntó Eloy, interesado.
—¡¿Cómo que de cuántas plazas?!
—El cohete, que pareces tonto, Marc. Si habéis pensado que sea de dos plazas por si a Jovita la acompaña su marido. O mejor un monovolumen con los asientos algo más elevados que en los coches normales por si quiere llevar a sus nietos…

(Marcos Mostaza cinco, página 23)

Marcos Mostaza cinco

Galletas dietéticas (Marcos Mostaza cinco, pág. 18)

Marcos Mostaza cinco—Son las mejores galletas que he probado nunca —dijo Hanif gratamente satisfecho.
—Sí, son estupendas. Lástima que sean tan pequeñas. Toda una tentación —reconoció Lorena.
—Seguro que son dietéticas —dije.
—¿Y eso qué es?
—Pues que tienen vitaminas, minerales y esas cosas.

(Marcos Mostaza cinco, página 18)

Descarga en PDF el proyecto de lectura de Marcos Mostaza cinco

Como ya es habitual, con cada nuevo libro Marcos nos presenta una serie de actividades que podemos realizar una vez lo hayamos leído, o mientras estamos en ello.

En esta quinta entrega hay un poco de todo: una sopa de letras, un sudoku, actividades para ejercitar la imaginación, y ¡hasta una receta de galletas!

Descarga en proyecto de lectura en PDF, y diviértete con estas originales propuestas.

Descarga el calendario 2010-2011 de Marcos Mostaza

Para que empieces el curso con buen pie, ya puedes descargar el calendario escolar de Marcos Mostaza. Puedes imprimirlo y colocarlo en tu cuarto o en tu clase.

Descargar imagen en alta resolución: 70 x 50 cm (10 Mb) | 42 x 30 cm (5 Mb)

Calendario Marcos Mostaza

Avance de ‘Marcos Mostaza cinco’

Marcos Mostaza cinco

Ya está aquí la quinta entrega de Marcos Mostaza:

“Para Marcos el curso llega a su fin, se avecinan las vacaciones y este año la profesora Jovita se jubila. Además, el abuelo anda con una idea en la cabeza que tiene a toda la familia preocupada. Y encima Hanif tiene algo muy importante que contarle a Marcos.”

Muy pronto disponible en tu librería.

Mientras tanto, puedes ir leyendo las primeras páginas del libro: Descarga en PDF el primer capítulo

Entrevista a Nesquens en la biblioteca de Terrassa

(Extraído de http://blogs.terrassa.cat/biblioteques/2010/01/20/terrassa-llegeix-daniel-nesquens/)

Nesquens en Terrassa

Marta: Qué tal la visita a la Biblioteca Central de Terrassa?

Nesquens: Estuvo muy bien. Una biblioteca estupenda. Tiene de todo: libros, lectores, escaleras, extintores, directora…

M: ¿Es la primera vez que vienes por aquí?

N: Sí, era la primera vez que estuve en la biblioteca. Había estado varias veces en la ciudad. Recuerdo que en mi última visita me compré una bufanda que todavía guardo.

M: ¿Qué te ha parecido el ciclo Terrassa llegeix…? Este mes iba dedicado a ti.

N: Ya lo dije en la charla. Hubiese sido mejor todo el año. El año Nesquens, pero bueno… Igual para el 2012 o 14.

M: ¿Has podido sacar provecho de los comentarios que te hicieron los niños del club?

N: Claro, saqué provecho y una mano del bolsillo.

M: ¿Te servirán de inspiración para nuevas historias?

N: No le digo yo a usted que no.

M: ¿Te da la sensación que a los niños de hoy en día les cuesta más interesarse por la lectura?

N: No. Lo que ocurre es que hay muchas otras cosas. Y leer conlleva un esfuerzo que muchos no quieren hacer. Pero sucede igual con los adultos.

M: Danos un consejo para animar a la lectura a todos aquellos que prefieren la televisión a los libros.

N: Más que un consejo yo daría un buen libro.

M: Para la presentación de tu nuevo libro, ¿volverías a Terrassa?

N: Claro, claro. Encantado. Si se estaba fenomenal. Y además, tuve una compañía estupenda.

M: Muchas gracias por todo y hasta pronto.

N: No, al contrario. Muchas gracias a usted. ¿Le ha dicho algún escritor (ya sea de LIJ o no de la otra) que es usted muy guapa? ¡Ah, y si alguien quiere que vaya a su biblioteca igual que he venido a la de Terrassa, sólo tiene que mandarme un mail. Ya saben: nesquens@mixmail.com.